Hermanos y hermanas, bienvenido a esta sección dedicada a la LITURGIA, que lleva el título de “Apuntes litúrgicos”. 

El Ambón (I)

En nuestros “Apuntes litúrgicos”, dedicamos varios “apuntes” sobre el Altar, hoy me dispongo a exponer algunas notas sobre el Ambón. Es un término  que procede del latín ambo, -ōnis, la cual a su vez procede del griego ἄμβων. Es la parte de los templos católicos y ortodoxos desde el que se proclama la Sagrada Escritura en las celebraciones sacramentales y otras ceremonias.

Continuar leyendo

¿Qué es el Triduo Pascual?

El Triduo Pascual (Triduum Paschale) es el tiempo en el que la liturgia cristiana conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, y constituye el momento central de la Semana Santa y del año litúrgico. En la liturgia –Católica- romana, comprende desde la tarde del Jueves Santo, cuando concluye la Cuaresma, hasta la madrugada del Domingo de Pascua, en que empieza el tiempo pascual, y tiene los siguientes momentos destacados:

Continuar leyendo

El altar (5)

Llegados a la forma actual del rito católico, me gustaría profundizar en el simbolismo del altar y en los objetos que soporta ya que es inmensamente diferente entrar en una iglesia y ver simplemente una “mesa” que entrar en una iglesia y recordar lo que significa el altar y cada uno de sus detalles. Es el altar donde Jesús es inmolado, donde se produce el misterio pascual, donde Jesús es crucificado y donde resucita como primicia del rescate de nuestro cuerpo, alma y espíritu.

Continuar leyendo

El altar (4)

El altar cristiano es simultáneamente el sacrificio en la cruz de Jesucristo y la mesa del Señor de la Última Cena en la cual Jesús instituye la Eucaristía. Los primeros altares cristianos toman como referencia la mesa en la que se realiza la primera Misa en el Cenáculo, por tanto podemos creer que se tratase de un triclinio judío.

Continuar leyendo

El altar (3)

En la Edad Media siguió el altar con las mismas formas descritas, imitando un sepulcro, ya de mesa con una o más columnas y casi siempre labrados en piedra. También se hicieron criptas debajo del altar y entonces se colocaban reliquias en una pequeña cavidad abierta en el soporte central de la mesa o en esta misma, envolviéndolas antes en un lienzo fino y encerrándolas en un recipiente de vidrio o pequeña caja de madera, sellada por el obispo consagrante del altar.

Continuar leyendo

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR