Crónica 21. Capítulo General

La mañana del Domingo, 31 de mayo, solemnidad de la Santísima Trinidad, un nutrido grupo de Capitulares partió en peregrinación al Santuario de La Verna, donde transcurrió casi toda la jornada 21ª del Capítulo General.

 Llegados al Santuario, a las 11,00 participaron en la Eucaristía de la Solemnidad, que fue presidida por el Ministro Provincial de la Provincia Toscana, Fr. Guido Fineschi. Fr. Guido, durante la homilía, recordó que estábamos celebrando un misterio, el de la Trinidad, no de entenderse y explicarse, sino una vida profunda de aceptar y experimentar, para que también nosotros seamos comunión viviente. También manifestó que, antes del Evangelio escrito, está la vida evangélica, y que, empeñados como estamos en las tareas capitulares, conviene recordar que no se reforma la propia vida o la Orden con los documentos finales, pues son escritos que ratifican solamente el final de un itinerario.

Por eso invitó a todos a pedir la gracia de ser marcados en el cuerpo por la pasión de Jesús (el amor que le impulsó y el dolor que vivió), para que nuestra carne se convierta en un estandarte, casi en un sacramento de la redención del Señor. Después de la comida fraterna y de un breve recorrido por los lugares del Santuario, los hermanos pudieron participar en la procesión a la Capilla de los Estigmas. A continuación, renovados por la memoria del encuentro radical de Francisco con el Crucificado, se emprendió el regreso a Asís, preparados para afrontar la última semana del Capítulo General.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR