• Inicio
  • Organismos
  • JPIC
  • Carta a los hermanos de la Provincia.

Carta a los hermanos de la Provincia.

Dice el refrán que “es de bien nacidos ser agradecidos”, y Nuestro Seráfico Padre, más evangélicamente, nos anima a apreciar el bien que el Señor dice o hace en los demás (cfr. Adm 8 y 17); por eso nosotros, los hermanos que componemos la Comisión provincial de JPIC, deseamos que nuestra primera comunicación con todos y cada uno de los hermanos de la Provincia de la Inmaculada Concepción sea, sobre todo, para daros las gracias a Dios y a vosotros.

Es importante para nosotros agradecer lo mucho que, en sensibilización y compromiso, hemos ido ganando todos en esta área tan fundamental para nuestra opción de vida franciscana. Es cierto que queda mucho camino por recorrer, pero también lo es que son muchos los pequeños/grandes gestos que hemos ido asumiendo con el transcurrir del tiempo:

  • Es gozoso comprobar un año más (y son 29), ahora que acabamos de vivirlo, cómo la fecha del 27 de octubre, "En el espíritu de Asís", se ha asentado en nuestras celebraciones, tanto en las de la Fraternidad como, cada vez más, en las que se hacen en unión con toda la Familia Franciscana.
  • Nos edifica mucho encontrar hermanos, muchas veces los más mayores, preocupados por una luz innecesariamente encendida, por una ventana o puerta abierta por donde se dispersa elcalor, o atentos a que no se malgaste ese bien tan preciado que es nuestra hermana agua.
  • También nos anima que en la mayoría de nuestras Casas se haya asentado pacíficamente la costumbre de reciclar, diferenciando entre los distintos elementos: orgánico, vidrio, papel, envases...
  • La clara opción por parte toda la Provincia para mantener una Fraternidad inserta en medios desfavorecidos, junto a nuestra mayor sensibilización hacia las personas inmigrantes, es igualmente digna de encomio.
  • Otro tanto se puede decir de nuestra economía cotidiana pues, además de un estilo de vida sencillo, y en muchos casos austeros, vamos tomando conciencia del uso ético y solidario que hemos de dar a nuestros bienes.
  • Es alentador constatar el buen trabajo en nuestros colegios y parroquias para favorecer entre niños y adolescentes el aprecio y el cuidado de la creación.
  • O el hecho, constatable en tantos de nuestros conventos, de haber cedido espacios no usados por la comunidad para que se desarrollen actividades solidarias de toda índole.

Sin duda la lista es mucho más amplia, pero basten estos pequeños/grandes gestos, en los que no siempre nos fijamos, para confirmarnos que, con la ayuda del Señor, nuestro estilo de vida

quiere ser cada día más coherente con los valores franciscanos que prometimos guardar.

De ilusos sería no reconocer que aún nos queda mucho camino por delante, como nos muestra, sin ir más lejos, la reciente encíclica “Laudato sí” del Papa Francisco, pero nos parecía necesario, al comienzo de nuestra nueva andadura como Provincia de la Inmaculada, reconocer y agradecer el esfuerzo ya realizado por tantos y tantos de nuestros hermanos.

Por otro lado, y ya para terminar, nos ponemos a disposición de cada fraternidad, parroquia, colegio y lugar de evangelización para cualquier tipo de apoyo documental o de animación que necesitéis. 

Deseando que el Señor os dé la paz, recibid todos un cordial saludo, en Cristo y Francisco, de vuestros hermanos de la Comisión...

 

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR